Si has recibido una herencia y no sabes cómo proceder con el impuesto de sucesiones, nosotros te echamos una mano. En esta guía te detallamos todos los puntos que se deben tener en cuenta a la hora de enfrentarse a la liquidación de una herencia.

 

¿Qué es el impuesto de sucesiones?

El impuesto de sucesiones es un gravamen que se aplica a las transmisiones de bienes y derechos por causas del fallecimiento de una persona, y que se adquieren a través de una herencia, legado o cualquier otro título sucesorio. La acción de declarar este impuesto ante la agencia tributaria se denomina “”Liquidación de sucesiones” o “liquidación de la herencia”.

El impuesto de sucesiones también grava los seguros de vida en los que el contratante del mismo (en este caso el fallecido) sea una persona distinta al beneficiario del mismo (el heredero).

También se gravan con este impuesto – que en realidad se llama de Sucesiones y Donaciones – las donaciones y cualquier otro título por el que se nos origine ganancias patrimoniales por la transmisión de bienes o derechos con carácter lucrativo, es decir gratuito, ya sean “mortis causa” o “inter vivos” como, por ejemplo: condonación de deudas, asunción sin contraprestación de las deudas de otro, renuncia de derechos a favor de otra persona, pactos sucesorios (mejora, apartación)…

La liquidación de sucesiones debe hacerla cada heredero individualmente. Por tanto, la cantidad a liquidar dependerá de los bienes que reciba cada heredero en concreto, y no de la herencia en su conjunto.

El gravamen que se aplica a los bienes y derechos de la herencia recibida por cada heredero es diferente para cada caso, que que varían según diferentes factores en cuanto a la edad del beneficiario, el tipo de bien que se hereda, la relación familiar con el fallecido, el patrimonio previo del beneficiario, el lugar de residencia del causante o incluso el lugar de residencia del receptor de los bienes o del lugar donde se sitúen los inmuebles.

  • Así, la liquidación de una herencia será más favorable si el heredero y el fallecido eran familiares, otorgando más reducciones cuanta más cercana sea la relación de parentesco (Hijos, nietos, padres, etc)
  • Según el valor total de la herencia recibida (llamada base imponible) y los bienes que se hereden, el importe a pagar también puede cambiar.

 

La liquidación del impuesto de sucesiones en Galicia

La liquidación de una herencia es diferente según en la comunidad autónoma en la que residía el fallecido.

En cuanto a nuestra comunidad, el impuesto de sucesiones en Galicia lleva en funcionamiento bajo una nueva fiscalidad desde el año 2016, año en el que se vio reducida la cantidad de impuestos a pagar en la liquidación de una herencia. Gracias a esta reforma, Galicia es una de las comunidades autónomas con un impuesto de sucesiones más bajo.

El valor mínimo por el que se debe pagar el impuesto de sucesiones es el de una herencia de más de 400.000€ -siempre y cuando el heredero sea hijo, nieto, padre, abuelo o cónyuge del fallecido- o superior por heredero (Frente a los 125.000€ anteriores a la reforma fiscal). Así, si un heredero recibe una herencia con un valor inferior a esa cifra, el coste a pagar por hacer la liquidación de sucesiones será 0. Esto no quiere decir que no deba hacer la declaración del impuesto de sucesiones, aunque no deba pagar nada.

Con esta fiscalidad, la gran mayoría de los herederos quedarán exentos de pagar por recibir una herencia.

Si la herencia que recibe supera los 400.000€, el heredero solamente deberá pagar por la cantidad que sobrepase ese importe inicial, y no por todo el total de la herencia. Así, si un heredero recibe un herencia con un valor de 500.000€, solo se gravarán 100.000€, quedando exentos los 400.000€ iniciales.

Esta cifra (400.000€) es el valor exento de cada heredero en cada herencia que reciba de una misma persona, por ejemplo: si tenemos una herencia de 1.200.000€ que reciben 3 hijos a partes iguales, el impuesto sería 0€.

Todas aquellas personas físicas que, debido al fallecimiento de una persona, incremente su patrimonio con la incorporación de bienes y/o derechos que le transmite el fallecido por testamento; el mismo impuesto se aplica a las entregas gratuitas en vida mediante: pacto sucesorio, donación, renuncia a derechos, consolidación de dominio; Se incluyen asimismo las cantidades percibidas por seguros de vida cuando el contratante del mismo es una persona distinta del beneficiario.

La obligación de liquidar persiste aunque las cantidades o valor de los bienes percibidos en su conjunto no supere los mínimos exentos.

DOS COSAS IMPORTANTES A TENER EN CUENTA: Una, la liquidación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones debe hacerse por el régimen de autoliquidación, es decir se traslada al propio interesado la obligación de realizar el cálculo del impuesto a pagar, al igual que ocurre, por ejemplo con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas; Otra, el impuesto afecta únicamente a las personas físicas, sociedades y demás personas jurídicas si reciben algo por testamento, donación o título similar deberán liquidarlo en el Impuesto de Sociedades.

Si no hace la liquidación de sucesiones de su herencia, puede verse penalizado con sanciones. Además, se prohibirá el disfrute de esos bienes y derechos: se bloquean las cuentas bancarias del fallecido, la compañía aseguradora no hará entrega del importe del seguro de vida hasta que no se realice el pago del impuesto, o que no se puedan realizar cambios de titulares y propietarios en propiedades, empresas o vehículos.

Puntualizar que, al ser un impuesto individual por herencia, cada heredero deberá hacer su liquidación de sucesiones de la parte de los bienes y derechos que vaya a recibir; no obstante es importante realizar una liquidación conjunta de todos los herederos porque en la misma se podrán analizar posibles vías de ahorro en el pago del impuesto y en la adjudicación posterior de la herencia. O sea, lo que hace cada uno de los interesados puede afectar a los demás.

 

¿Cuál es el plazo para hacer la liquidación del impuesto de sucesiones en Galicia?

El plazo para realizar la liquidación de sucesiones en Galicia es de 6 meses naturales, contados desde el día del fallecimiento, de la inscripción del fallecimiento (desaparecidos) o desde la fecha de otorgamiento de la escritura pública para los demás casos.

 

¿Dónde se declara la liquidación de sucesiones?

Aunque tiene muchos matices en función de una serie de factores: residencia del causante, ubicación de los bienes, residencia del beneficiario, etc. , como norma general diremos que tributan en España:

Lo adquirido por herencia, las pólizas de seguro y donaciones cuando el beneficiario resida en España.

Dentro del territorio nacional se liquidará:

  1. Lo recibido por herencia: en el territorio de la Comunidad Autónoma en la que el causante tuviese la residencia habitual, entendiendo como tal la del mayor tiempo transcurrido en los cinco años anteriores a la fecha del hecho causante, normalmente el fallecimiento.
  2. Los inmuebles donados: en la Comunidad Autónoma en que esté situado el inmueble citado.
  3. En caso de donación de otros bienes o derechos: En el territorio donde tenga su residencia habitual el beneficiario.

 

¿Ante qué organismo hay que presentar la autoliquidación?

Como norma general, aunque con muchas particularidades, ante los órganos tributarios de la Comunidad Autónoma en que residía el fallecido. En el caso del impuesto de sucesiones en Galicia, ante la Axencia Tributaria de Galicia.

Si el fallecido residía en el extranjero ante los órganos tributarios estatales: Agencia Estatal de Administración Tributaria.

 

¿Qué documentación se debe presentar para hacer la liquidación de una herencia?

Para realizar la liquidación de sucesiones ante la Agencia Tributaria es necesario presentar la siguiente documentación en la oficina correspondiente:

  • El modelo 650, de autoliquidación por cada heredero y sus anexos. En este documento se incluirá toda la información acerca que la herencia que recibe, desde el listado de todos los bienes inmuebles, económicos, cuentas bancarias o deudas que recibe con la herencia y el valor de cada uno, hasta los depósitos, gastos deducibles o percepciones en el seguro de vida.
    En este documento también se debe hacer el cálculo del impuesto de sucesiones a pagar, aplicando todas la reducciones y bonificaciones. Además de incluir la información de carácter más personal.
  • Junto al modelo 650 de la Agencia Tributaria, también se deberá presentar documentos como fotocopia del DNI o NIF (1), los certificados de defunción (1), últimas voluntades (1) y copia del testamento o declaración herederos (1), contratos del seguro, certificados de saldo de cuentas en entidades financieras, justificantes de deudas y justificante de los gastos de todos los trámites que se han llevado a cabo.
  • Poder de representación si no realiza la presentación el propio interesado. Es obligatorio en caso de presentación de liquidación de un no residente.

(1) Estos documentos son los mínimos obligatorios.

 

¿Cuánto se paga por una herencia?

El importe a pagar por el impuesto que grava una herencia, legado, donación…dependerá de una serie de factores: relación de parentesco entre beneficiario y causante, patrimonio previo del beneficiario, lugar de residencia del beneficiario, valor de los bienes recibidos, edad del beneficiario, minusvalía del beneficiario, tipología del bien que se recibe… Ello es así porque el Impuesto de Sucesiones y Donaciones es un de los impuestos cedidos, para su gestión, por el Estado a las Comunidades Autónomas y estas, haciendo uso de su derecho a aplicar sus propias normas, han estipulado diferentes tipos de bonificaciones y exenciones según las características antes indicadas.

Si tomamos como ejemplo la Comunidad Autónoma de Galicia se ha establecido una exención de 400.000 € cuando el beneficiario sea ascendiente, descendiente o cónyuge del causante; además tendrán una reducción por parentesco; se recogen bonificaciones cuando lo que se transmite es la vivienda habitual, la empresa familiar o la explotación agraria; existen reducciones en función de la edad del beneficiario; hay dos escalas de gravamen distintas según estemos hablando de los grados de parentesco antes indicados o de las restantes personas; etc, etc.

En fin, que la casuística es tan variada que una misma herencia cuyos destinatarios sean 4 hermanos que reciben los mismos importes: dos residentes en la comunidad, uno de 18 años, otro de 26 años; el tercero con residencia en Suiza de 30 años y el último con una minusvalía del 45% y residente en Argentina, PAGARÍAN LOS CUATRO DISTINTAS CANTIDADES, pudiendo ir desde 0 euros del menor hasta una cantidad importante del que reside en Suiza, pues se le aplicaría la normativa estatal, no la de Galicia y, por ejemplo, no tendría derecho a la bonificación de los 400.000 €. Si bien es cierto que últimamente los tribunales han comenzado a cuestionar este tipo de situaciones.

 

¿Existen reducciones y bonificaciones?

En Galicia, este es el listado de personas y bienes que cuentan con reducciones a la hora de realizar la liquidación de sucesiones:

  • Los descendientes y adoptados con una edad menor a 21 años.
  • Los descendientes y adoptados con una edad de entre 21 y 24 años o mayor, aunque la reducción será inferior que en el primer caso.
  • Descendientes de 25 años o más, cónyuges y ascendientes.
  • Parientes de 2º y 3º grado, ascendientes y descendientes por afinidad.
  • Herederos con algún tipo de minusvalía física y/o psíquica.
  • Por adquisición de la vivienda habitual del fallecido.
  • Por adquisición de la empresa familiar o participaciones en entidades con determinados requisitos.
  • Por adquisición de explotaciones agrarias.
  • Por recepción de indemnizaciones por síndrome tóxico o actos de terrorismo.
  • Por adquisición de fincas rústicas incluidas en la Rede Galega de Espazos Protexidos.
  • Por adquisición de fincas rústicas que formen parte de explotación y comercialización conjunta en agrupaciones de propietarios con personalidad jurídica.
  • Por recepción de dinero destinado a la creación de una empresa o actividad profesional.

 

¿Las deudas también se heredan en una herencia?

Las deudas del fallecido también entran en las obligaciones a asumir por el heredero correspondiente, que se restarán de los bienes de la herencia para liquidarlas.

En caso de que las deudas sean superiores al importe de los bienes, el heredero deberá asumirlas con sus propios bienes.

En ese caso, puedes ponerte en contacto con nuestros asesores, ya que es posible renunciar a la herencia, o aceptarla a beneficio de inventario.

Si el beneficiario recibe por legado responderá de las deudas, como máximo, hasta el importe del valor de lo recibido.

 

Pasos para hacer la liquidación del impuesto de sucesiones en Galicia

A continuación te detallamos un resumen de todos los pasos que se deben llevar a cabo para realizar la liquidación de sucesiones y tomar posesión de los bienes de la herencia. Puedes ver más detalles de cada uno a través de nuestra guía.

 

Primeros pasos: La solicitud de los certificados

Los primeros pasos para poder realizar la liquidación de una herencia en Galicia serán la solicitud de los diferentes certificados, que se necesitarán en pasos posteriores:

  • El certificado de defunción, que se solicita en el Registro Civil o a través de Internet.
  • El certificado de Últimas voluntades, que lo emite el Registro General de Actos de Últimas Voluntades y se solicita ante el Ministerio de Justicia, en oficina o a través de Internet. Mediante este certificado se averiguar si existe testamento y se podrá solicitar el mismo ante el notario que lo haya realizado.
  • El certificado del seguro de vida, que se puede solicitar en el Ministerio de Justicia.

 

Conocer la situación testamental

Si hay testamento se debe verificar que sea ajustado a derecho y, de ser así, practicar la liquidación de acuerdo con lo allí estipulado por el fallecido.

Si no hubiere testamento se practicará la liquidación de acuerdo con lo dispuesto en el Código Civil.

En el testamento, entre otras cosas, se debe verificar que los legados y herencia cumplan con las legítimas prescriptas por ley.

Debe tenerse en cuenta que, aún habiendo testamento, se puede tener que acudir a lo dispuesto en la ley para saber quienes serán los beneficiarios de aquellos bienes que, por olvido u otras causas, el fallecido no haya expresamente asignado a un heredero, etc.

De no existir testamento se debe instar la Declaración de Herederos Abintestato ante un notario.

 

Identificación, disolución de gananciales, inventario y avalúo de los bienes que componen la herencia

El segundo paso previo a la liquidación del impuesto de sucesiones en Galicia será la identificación de los bienes y derechos que componían el patrimonio del fallecido, para ello habrá que separar en primera instancia lo que era suyo propiamente dicho de los bienes que tuviese en conjunto con su cónyuge, a continuación asignamos al cónyuge viudo los bienes que correspondan a su mitad de gananciales, siendo la otra mitad y los bienes que eran privativos del causante el caudal hereditario.

Procedemos a valorar cada uno de los bienes y al cálculo del ajuar doméstico, deducción de deudas (de ser el caso), cargas y gastos, que pudiesen existir.

 

Partición, adjudicación y liquidación de cada heredero

De acuerdo con lo dispuesto en el testamento, documento particional, en la ley o en la combinación de todos ellos, según los casos, se divide el inventario valorado anteriormente en la parte que le corresponda a cada destinatario.

Determinada de esta manera la base imponible (base sobre la que se aplica el impuesto) de cada heredero, se le practican las reducciones, deducciones y bonificaciones a que tuviera derecho y obtenemos la cuota a ingresar o cero que corresponda al mismo.

Obtenida la liquidación se procede al pago, si procede, de la misma o la solicitud de fraccionamiento y/o aplazamiento, si fuere preciso.

 

Presentación de los documentos a la Administración

Liquidado el impuesto y efectuado el pago o aplazamiento se procederá a presentar ante la autoridad competente junto con los documentos que deben acompañarlo, ya mencionados en el apartado correspondiente.

 

Reparto y adjudicación de bienes

Una vez hecha la liquidación de sucesiones, el heredero podrá tomar posesión de sus bienes, para ello deberá proceder de la siguiente manera:

  1. Pagar las deudas que pudiera haber dejado el causante.
  2. Hacer entrega de los legados, si los hubiese.
  3. Concretar con los restantes herederos la parte de cada bien o los bienes que cada uno se adjudica en pago de la herencia que no hubiese sido expresamente legada por el fallecido, ya fuere por olvido o por desconocimiento.
  4. Tomar posesión efectiva de los respectivos bienes y derechos. Acudir al banco para que nos entreguen los importes que nos hayan correspondido, cambiar las domiciliaciones de agua, luz, basura, IBI, etc de aquellos inmuebles que nos hayan correspondido; comunicar a los arrendatarios de inmuebles alquilados de que somos los nuevos propietarios; cambiar titularidad de la empresa en Agencia Tributaria, ayuntamiento, seguridad social,…;cambiar titularidad de vehículos en Tráfico; modificación de titulares en los distintos registros oficiales: Registro Propiedad, Registro Mercantil, Registro de Buques, etc.

PARA LA REALIZACIÓN DE TODOS Y CADA UNO DE ESTOS ACTOS NOS SOLICITARÁN LA PRESENTACIÓN DEL DOCUMENTO DE ADJUDICACIÓN REALIZADO ANTE EL NOTARIO Y DE LA LIQUIDACIÓN DEL IMPUESTO DE SUCESIONES.

Si los herederos no se pusieran de acuerdo en las adjudicaciones siempre podrán acudir al juzgado; sin embargo, en Galicia existe la posibilidad de realizar una partición notarial a instancias de la mayoría, opción esta que resultará mucho más rápida y económica que la solución judicial.

¿La liquidación de sucesiones debe hacerla uno mismo?

Como ya hemos señalado anteriormente, el impuesto de sucesiones en Galicia se exige en régimen de autoliquidación; o sea, el propio contribuyente es responsable de efectuar la liquidación.

La liquidación de una herencia es un gravamen complejo de calcular y presentar, debido a que no es un impuesto habitual, y se debe calcular el impuesto a pagar en cada caso, que depende de multitud de factores: lugar de residencia del fallecido, la relación del heredero con el fallecido, la edad del heredero, así como los tipos de bienes que se heredan y su valor. Su mayor complejidad reside en que no basta con conocer la normativa fiscal en la materia sino que se deben tener conocimientos de la parte del derecho civil que regula las transmisiones lucrativas.

Por tanto, es totalmente recomendable el asesoramiento de profesionales que hagan la liquidación de sucesiones por ti.

Desde nuestra asesoría gestionamos la liquidación del impuesto de sucesiones en Galicia, conseguimos los documentos que precisas, te informamos de las repercusiones futuras en otros impuestos y te guiamos en todo el proceso hasta que tomes posesión de los bienes que te hayan sido asignados.

Hacemos la liquidación que sea más favorable a tus intereses, cuidando las valoraciones dadas a los bienes, atendiendo a todas las bonificaciones y reducciones que por ley sean de aplicación, imputando todos los gastos que procedan, reduciendo las cargas y gravámenes pertinentes.

Solicitar asesoría

Realizamos todas las gestiones para liquidar el impuesto de sucesiones. Pídanos presupuesto sin compromiso.

Pedir presupuestoTe llamamos

Nuestro equipo especializado le garantiza un trámite profesional y ágil.

Solicitar el servicio

A través del formulario de solicitud nos envía los datos relativos a su caso. Una vez enviado, recibirá al instante en su correo electrónico un presupuesto con el coste de nuestros servicios de asesoría.

Aceptar el presupuesto

Una vez aceptado, nos debe facilitar los datos restantes para realizar todas las gestiones. En este punto deberá pagar una parte del coste total, y empezaremos a trabajar en su caso.

Gestiones y trámites

Nuestro equipo realizará todas las gestiones necesarias, redactando y confeccionando todos los documentos, calculando el impuesto a pagar y estudiando posibles deducciones a las que se pueda acoger.

Entrega de documentos

Le enviamos la documentación, indicándole donde presentarla y cómo pagar el impuesto de sucesiones. Una vez recibida, podrá realizar el pago restante de nuestros servicios mediante trasferencia bancaria.

Solicitar presupuesto

Cubra el siguiente formulario para ofrecerle presupuesto inmediato. Una vez que recibamos su solicitud, nos pondremos en contacto para poder comenzar los trámites.

Los datos que le pedimos son necesarios para poder realizar las gestiones, cumpliendo con la Ley de protección de datos.

Loading...

Si tiene alguna duda puede ponerse en contacto con nosotros a través del correo info@impuestodesucesiones.org o en el número 604 030 065.