Testamento ológrafo

Primeramente definir que el testamento es un documento a través del cual una persona establece cómo repartirá sus bienes en el momento del fallecimiento, siempre de acorde a la ley.

¿Qué es el testamento ológrafo?

Testamento ológrafo como definición es aquel documento escrito por el testador de su puño y letra. Este documento debe cumplir unos requisitos para que tuviese el valor de un testamento hecho notarialmente.

El testamento ológrafo se debe presentar a los diez días ante el notario y debe protocolizarse en cinco años para que tenga validez. Para poder hacer la protocolización del testamento ológrafo primero se hace un procedimiento judicial denominado “adveración”.

Requisitos para que un testamento olográfo tenga validez

  • El testamento tiene que estar redactado a mano. Es necesario que esté escrito manualmente para permitir la identificación del autor de ese testamento. Este es el motivo por el que no vale ningún medio electrónico para la realización del testamento ológrafo.
  • El testador tiene que ser mayor de edad.
  • Es necesaria la firma del testador. Con motivo de dar fuerza y seriedad al testamento ológrafo. Al igual que el texto, la firma también es imprescindible que esté escrita a mano.
  • La fecha debe aparecer, expresando día, mes y año del otorgamiento. El principal motivo es determinar la capacidad del testador.
  • El texto debe ser legible. Enmiendas, tachaduras e interlineados pueden ser válidas bajo la firma del testador. Cualquier dato no salvado por la firma del testador, que afecte a elementos principales del testamento, hará que este documento se declare nulo. En caso de no afectar a palabras principales solo tendrán nulidad esas palabras afectadas.

En cuanto al idioma del testamento ológrafo, deberá ser el español, aunque actualmente está permitida la realización de este testamento en un idioma extranjero. Los ciudadanos extranjeros lo realizarán en su propio idioma.

Inconvenientes del testamento ológrafo

  • Los requisitos de interpretación son muy estrictos, al no ser necesaria la intervención notarial.
  • Este tipo de testamentos tiene una mayor facilidad de ser falsificado.
  • Posibilidad de que existan incorrecciones jurídicas, en el caso de carecer de asesoramiento, que no permitan hacer efectiva la división de la herencia.

Se recomienda, por tanto, el asesoramiento de un abogado para que levante acta notarial.

Valora este artículo:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…
Volver al glosario

Dejar un comentario