Pacto sucesorio en Galicia

Junto con la entrega por herencia y por legado, los pactos sucesorios son el tercer gran título de transmisión de bienes por causa de fallecimiento.

Los pactos sucesorios están expresamente prohibidos en el Código Civil español, sin embargo, son ampliamente utilizados en los derechos de diversas Comunidades Autónomas. Concretamente en los pactos sucesorios en Galicia están vigentes dos tipos de pactos sucesorios: el pacto de mejora y el pacto de Apartamiento o Apartación.

Existe además un tercer tipo de pacto sucesorio, el llamado Pacto de mejora de labrar o poseer, para algunos un pacto sucesorio propio, para otros una especialidad del Pacto de mejora.

Los pactos sucesorios en Galicia pueden ser otorgados por personas mayores de edad con plena capacidad de obrar que ostenten la vecindad civil gallega. El otorgamiento solo será válido si se realiza por escritura pública.

¿Cuándo se hace entrega de los bienes?

El pacto que regula la entrega de bienes concretos a favor del mejorado o apartado, puede conllevar la entrega del bien o posponerlo a la fecha del fallecimiento del causante. Puede asimismo prever el cumplimiento de alguna condición, cargo o prestación por parte del destinatario de los bienes.

Tipo de pacto sucesorio según la relación con el causante

El pacto de mejora se establece a favor de hijos y descendientes por parte de sus ascendientes, con todos o alguno de ellos, conjunta o separadamente.

El pacto de apartamiento se establede a favor de aquellos que resultaran legitimarios en el momento de abrirse la sucesión (herederos forzosos).

¿Qué incluye el pacto sucesorio en Galicia?

Los pactos sucesorios pueden incluir todo tipo de bienes, derechos y acciones, salvo aquellos que se extingan al fallecimiento del mejorante o apartante. Por ejemplo, no se puede entregar en el pacto sucesorio un derecho de habitación que posea el otorgante, pues es de carácter personalísimo y se extinguirá con su fallecimiento.

Fiscalidad de los pactos sucesorios en Galicia

A efectos fiscales, los pactos sucesorios están sometidos al Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Si el pacto conlleva entrega de bienes de presente, deberá liquidarse el impuesto en los seis meses siguientes a la fecha del otorgamiento.

Si si pospusiese la entrega de los bienes al momento del fallecimiento, el impuesto se deberá liquidar en los seis meses siguientes a la fecha del fallecimiento del causante.

A la liquidación de un pacto sucesorio en Galicia se le aplica la misma normativa que la herencia o el legado. Por tanto tendrán los mismos derechos y obligaciones que aquellas, las mismas bonificaciones y reducciones e idéntica manera de calcular el impuesto a abonar.

Al fallecimiento del causante, de recaer en el mejorado o apartado otros bienes de la herencia, los recibidos en pacto de mejora o apartamiento no deberán acumularse a los bienes de la herencia. No obstante, las reducciones por parentesco solo podrán aplicarse hasta su cuantía máxima.

Valora este artículo:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,33 de 5)
Cargando…
Volver al glosario

Dejar un comentario