Qué es el ajuar doméstico

El ajuar doméstico es el conjunto de los bienes muebles, enseres, libros y demás utensilios de uso personal y doméstico que cada uno posee. No se consideran incluidas en él las joyas, alhajas, obras de arte, antigüedades u objetos de gran valor.

Ajuar doméstico en la herencia

Para la liquidación del impuesto de sucesiones se estipula que el ajuar doméstico es el 3% del valor del caudal relicto del fallecido. En el mismo no se incluye el valor de bienes adicionables, acumulables o seguros de vida.

Si entre los sucesores tenemos un cónyuge que ha quedado viudo y entre los bienes del caudal relicto figura la que era vivienda habitual del causante, del 3% señalado anteriormente deduciremos el 3% del valor catastral de la misma.

En el ámbito tributario ha conllevado siempre una gran polémica. Ello es así, entre otras razones, porque su concepto no ha sido definido ni en la ley ni en el reglamento del impuesto; así las cosas, los tribunales de justicia han tenido que pronunciarse en muchísimas ocasiones sobre el asunto, lamentablemente la mayoría de ellas en sentido negativo para el contribuyente. Por tanto, como norma general el valor del ajuar doméstico, antes señalado, debe sumarse al resto del caudal relicto para obtener la base imponible del impuesto, salvo que: se ponga un valor mayor o se demuestre fehacientemente que no existe o, de existir, que tenía un valor inferior.

Reparto del ajuar doméstico en una herencia

¿A quién se imputa el ajuar doméstico? Generalmente a los herederos en la proporción en que le ha sido adjudicada la herencia. No se aplica por tanto a los legatarios, salvo que haya sido expresamente legado o incluido en el legado por el testador. Sobre esto también existen opiniones contrarias, pero es lo comúnmente admitido.

Valora este artículo:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,67 de 5)
Cargando…
Volver al glosario

Dejar un comentario