Category

Pensiones y prestaciones

La pensión de viudedad en mujeres víctimas de malos tratos

El artículo 220 de la Ley General de la Seguridad Social (RDL 8/2015, de 30 de octubre), establece lo siguiente:

“Tendrán derecho a la pensión de viudedad las mujeres que, aun no siendo acreedoras de pensión compensatoria, pudieran acreditar que eran víctimas de violencia de género en el momento de la separación judicial o el divorcio mediante sentencia firme, o archivo de la causa por extinción de la responsabilidad penal por fallecimiento; en defecto de sentencia, a través de la orden de protección dictada a su favor o informe del Ministerio Fiscal que indique la existencia de indicios de ser víctima de violencia de género, así como por cualquier otro medio de prueba admitido en Derecho.”

Por lo tanto, consideramos importante reseñar dos aspectos importantes en relación al artículo antes citado:

– La condición de víctima de violencia de género no sólo puede acreditarse a través de los instrumentos que la administración pública pone a disposición de estas mujeres, si no, tal y como dice la norma, por cualquier medio admitido en derecho. En virtud del citado párrafo se está utilizando por parte de los letrados la testifical de familiares, hijos, vecinos con el fin de corroborar dicha situación por parte de la viuda.

– En el momento de la separación o divorcio debe ser víctima de violencia de género. El criterio seguido por la entidad gestora es que la separación judicial o divorcio lo sea por sentencia firme, sin que para el reconocimiento de la prestación sean válidas las separaciones de hecho sin el respaldo judicial anteriormente mencionado-

No obstante, ya existe alguna sentencia estimatoria de la pensión de viudedad a viudas que, con motivo de los malos tratos sufridos, se separaron de hecho y no de derecho, pero no es doctrina consolidada por lo que hay que estar a su confirmación judicial.

Los requisitos para solicitar la prestación de familiares deben cumplirse en el momento del fallecimiento

La sentencia del Tribunal Supremo de fecha 01.06.2017 estableció, reiterando doctrina, que los requisitos establecidos para el reconocimiento de las prestaciones deben concurrir en el momento del hecho causante, siendo éste, en el caso de las prestaciones a favor de familiares, en el momento del fallecimiento del causante.

En la sentencia analizada, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla la Mancha reconoció a la demandante la prestación a favor de familiares aún a pesar de que los requisitos se cumplieron con bastante posterioridad al fallecimiento del causante o generador de la prestación, basándose el Tribunal en la imprescriptibilidad de la prestación, y no impidiendo solicitarla con posterioridad al cumplimiento de los requisitos.

El Tribunal Supremo rectificó esta sentencia reiterando que, para la aprobación de la prestación a favor de familiares, es necesario verificar el cumplimiento de los requisitos legalmente establecidos en el momento en el que fallece el causante, y no en ningún momento previo o posterior al mismo.

Loading...

Te llamamos

Indícanos tu número de teléfono y uno de nuestros asesores se podrá en contacto para resolver tus dudas e informarte de nuestra asesoría.